Cómo escribir una página de ventas que transforme visitas en clientes

Ha llegado la hora del postre: el cliente llegó a la página de ventas.

El ambiente ya es relajado. Ya se conocen mejor y lograron una conexión: accedió a seguir en contacto contigo y a COMPRAR.

La página de ventas tiene como objetivo convertir las visitas en clientes. Pasar de la cena al postre: vender el producto o servicio.

Si aquella persona con la que tuviste la primera cita en la Home ya llegó hasta aquí, es porque ya tomó su decisión. Solo le falta conocer en detalle tu oferta.

Para eso, debes realizar una serie de pasos en tu página de ventas para guiar al cliente en su proceso de compra:

Escribe un título atrapante

Uno que deje clara la oferta y el problema que solucionarás en pocas palabras.

El objetivo de los títulos es captar la atención para que la persona siga leyendo, entonces no trates de explicarlo todo, sino de hacerlo atractivo.

Una página de ventas tendría que convertir si solo tuviera el título y un llamado a la acción.

Te cuento esto para que dimensiones la importancia de este elemento.

Procura escribir una promesa REALISTA y ESPECÍFICA.

Nada de prometer cosas abstractas como “ser más feliz” o “alcanzar tu sueño”. Estas frases no dicen nada: podrían significar mil cosas diferentes.

Ejercicio: Haz lluvia de ideas para los titulares. Escribe muchos, todos los que puedas, déjate llevar. Luego, elige el que más te guste.

¡Te sorprenderás a ti mismo de las cosas que se te ocurren!

DEJA CLARO QUE CONOCES EL PROBLEMA

Una vez más, es necesario que dejemos muy en claro que sabemos cuáles son los problemas de nuestro posible cliente.

En esta página, debes apelar al problema mayor; es decir, el que más le duele y más le incomoda.

Aquí ya debes ir a por todas: no solo conozco tus problemas, sino que también sé cuál es el más importante de todos.

Preséntalo y dile que se quede tranquilo, porque tú tienes una solución para eso.

HABLA OTRO POCO DE TI

“¡Hola! Soy Illed.”

Así debería empezar esta sección…aunque con tu nombre, ¡claro!

Tienes que contar, en no muchas palabras, qué te trajo hasta donde estas y por qué puedes ayudar a tu cliente.

Recuerda: solo la parte de tu historia que te pueda llevar a conectar con la persona que está del otro lado porque compartes un desafío superado, una experiencia similar, una forma de ver la vida.

CUÉNTALE QUÉ LE PUEDES OFRECER

Y llegó el momento de poner todas las cartas sobre la mesa.

Lo primero que tienes que hacer, es describir cómo vas a hacer para solucionar el problema de tu cliente.

¿Entiendes la diferencia entre el cómo y el qué?

Te la cuento:

El CÓMO es el método que tú utilizas, el proceso que sigues con cada nuevo cliente que llega a tu vida.

Por ejemplo, yo arreglo una videollamada para conocernos, envío un formulario que mi cliente tiene que completar, investigo, escribo.

Describe cada uno de tus pasos para que el cliente vaya entrando en sintonía.

Luego, el QUÉ:

¿Qué forma toma ese proceso? ¿Un curso? ¿Un paquete de servicios? ¿Un programa? ¿Una mentoría?

Y aquí es donde das todas las características del servicio o producto en sí:

qué incluye, qué aprenderá, qué ofreces como BONUS gratuitos.

TIPS EXTRA:

  • Recuerda siempre, SIEMPRE, hablar de beneficios además de dar las características.
  • Tu cliente tiene mil preguntas y mil objeciones en su cabeza. Imagina cuáles podrían ser y trata de incluir la información necesaria para responder a esas dudas y romper esas objeciones.
partes de una página de ventas

PON UN FILTRO

Te recomiendo incluir una sección donde digas:

Este espacio es para ti si… y no es para ti si…

Esto es un filtro más. Tal vez, la persona que lee no se siente identificada con algún punto y te ahorrarás mucho tiempo.

Que los que lleguen al final de tu página de ventas, ¡sean los indicados!

RESUELVE DUDAS POR ADELANTADO

Si agregas una sección de Preguntas Frecuentes, tienes otra oportunidad de responder a las dudas de tu cliente y romper sus objeciones.

Piensa en las preguntas que más te hacen y respóndelas en este apartado.

Créeme, ahorrarás mucho tiempo, y tú cliente agradecerá que le ahorres tiempo también.

TIP: las preguntas deben estar en primera persona del singular, como si las preguntas las hiciera el cliente.

“¿Cómo puedo pagarte?”

¿Debo incluir el precio en mi página de ventas?

Esto va a depender del tipo de visitas que tengas y eso solo tú puedes saberlo.

¿Tu público está frío aún? ¿Todavía no estás seguro de que te vayan a comprar sí o sí, o sientes que puede haber muchas objeciones con respecto al precio?

No incluyas el precio y pídeles que se comuniquen contigo si quieren saber más.

Esto suele suceder cuando el cliente no está familiarizado con tu oferta. Es decir, le llama la atención lo que ofreces, pero no es algo que considera vital.

¿Tu público ya tiene temperatura? ¿Entra a tu página a ver detalles, pero ya está decidido a comprar?

Pues, entonces, ¡adelante! Pon el precio para que pueda decidir en el acto si comprar o no. Lo más probable, si ya sabe que te necesita sí o sí y ya ha conectado contigo, es que compre sin dudar mucho por el precio.

¿Una página de ventas larga o corta?

Lamento no poder darte respuestas certeras, porque aquí también tengo que decir: DEPENDE.

De nuevo, debes analizar cuán familiarizado está tu cliente con la oferta.

Si un viajero busca tener clases de yoga por internet, tal vez no sea necesario explicarle en detalle cómo serán las clases. Simplemente pueden ofrecer un paquete de 8 clases mensuales con un precio, y él ya sabrá que el contenido de cada clase se revelará cuando empiece.

Ahora, si es algo como un curso que tú has creado, tal vez, sea necesario entrar en detalle, explicar cada módulo del curso con sus respectivos temas, contar qué material descargable utilizarás, cuántas clases serán y si son en vivo o grabadas.

Analiza qué estás ofreciendo para decidir qué nivel de detalle tendrá tu página de ventas.

La página de ventas es tu oportunidad para destacar tu oferta y hacerla especial.

No escatimes en detalles, no te olvides de la importancia de poner el foco en el cliente y no tengas miedo de establecer tus precios.

Como siempre digo, aquí estás para aprender a vender desde la conexión.

Preocúpate más por generar emociones y llegar al corazón con tus palabras, y tendrás la mitad del camino recorrido.

Sobre la autora de esta publicación

¡Hola! Soy Illed. Mi propósito con este proyecto es ayudar a viajeros emprendedores a que puedan expandir sus negocios, porque sé que compartimos el sueño de recorrer el mundo haciendo lo que amamos.

Si quieres saber cómo optimizar los textos de tu emprendimiento para conectar mejor con tu cliente ideal, o cómo la traducción se puede convertir en tu mayor herramienta de crecimiento, descarga la guía “Los 5 errores de redacción de los viajeros emprendedores y cómo solucionarlos. BONUS: una GRAN idea de expansión para tu negocio”.

También puedes poner manos a la obra con mis servicios de redacción y copywriting o traducción.

Yo también soy viajera y emprendedora; te invito a que conozcas mi historia aquí.

Me encontrarás en:

ARTÍCULOS DEL BLOG

dejame tus comentarios

Suscribirse
Notificar sobre
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0 0 vote
Article Rating

¿No tienes tiempo ni inspiración para crear tu contenido?
¿No sabes como escribir textos que conecten con tus lectores?
¿Quieres expandir tu negocio pero no se te ocurre cómo?

DESCARGA LA GUÍA GRATUITA:

“LOS 5 ERRORES DE REDACCIÓN DE LOS VIAJEROS EMPRENDEDORES Y CONSEJOS PARA SOLUCIONARLOS.  

BONUS: ¡una GRAN idea de expansión para tu negocio!” 

 ¡Y dale alas al contenido de tu negocio!

Políticas de Privacidad

¡Muchas gracias por suscribirte a Palabras Viajeras!